La fiscalía fabricó pruebas falsas contra Leopoldo López

andres izq1.- A este paso no va a quedar nadie en Venezuela. Los empresarios se están yendo, la gente de los barrios se muere de hambre, no hay una sola garantía jurídica, los chavistas no pagan sus deudas, se expropia por la cara. Venezuela es, hoy en día, un  país sin ley. Maduro apenas aparece en los medios de comunicación. Está abatido, en Fuerte Tiuna o en Miraflores. Y, lo último: el fiscal Franklin Nieves admite en un video, desde los Estados Unidos, donde ha huido con su familia, harto de las presiones chavistas, que la fiscalía fabricó pruebas falsas contra Leopoldo López, el líder de Voluntad Popular, encarcelado en la prisión militar de Ramo Verde desde el 18 de febrero de 2014. Franklin Nieves denuncia presiones del chavismo contra el poder judicial y sus familiares, en un video de cuatro minutos enviado a las redes sociales y a medios de comunicación venezolanos y dado a conocer por el portal La Patilla. En él reconoce fundamentalmente que se fabricaron pruebas falsas contra López, lo que haría nulo todo el proceso judicial seguido en su contra por asociación para delinquir, instigación a desórdenes públicos e incendios y daños derivados de esa instigación. La jueza chavista Susana Barreriros, basándose en esas pruebas falsas, lo condenó a 13 años y nueve meses que cumple en el centro de internamiento militar de Ramo Verde, a unos 40 kilómetros de Caracas.

Eladio Aponte Aponte

Eladio Aponte Aponte

2.- No es el primer juez y fiscal que huye a los Estados Unidos y hace importantes revelaciones de lo que pasa en Venezuela. El magistrado del Supremo Eladio Aponte Aponte salió del país un minuto antes de que la Asamblea Nacional (Congreso), todavía dominada por los chavistas –veremos en diciembre–, lo destituyera y lo mandara a detener, acusándolo de amistad con un narcotraficante. A la juez María Lourdes Afiuni, acusada por Chávez de facilitar la huida de un empresario opositor al régimen y su salida del país, la metieron en una celda llena de ratas y la violaron en prisión, según su propia confesión en un libro escrito posteriormente. Aún cumple prisión domiciliaria en Caracas. Fuentes muy bien informadas indican que lo que enrabietó a Chávez fue que ese empresario había sido novio de una de sus hijas y la había dejado plantada. La jueza Afiuni sólo aplicó las leyes de libertad condicional, pero el empresario logró huir del país antes de que Chávez se enterara de su situación de libertad y lo apresara. El mandatario no perdonó a la juez, la mandó detener, la envió a prisión, donde fue torturada, agredida reiteradamente, vejada y, según su propia confesión, violada. Sufrió un embarazo como consecuencia de esa violación y un aborto en prisión.

María Lourdes Afiuni

María Lourdes Afiuni

3.- Venezuela está ardiendo por los cuatro costados. Sin garantías jurídicas, es imposible hacer un negocio sin pagar importantes mordidas a miembros del poder y a militares de alto rango, los verdaderos beneficiados del régimen. Los militares que se han rebelado contra el chavismo son delatados por los agentes cubanos infiltrados en los cuarteles y detenidos sin consideración alguna. Hay centenares de militares en las cárceles, muchos de ellos en la misma prisión de Ramo Verde. El régimen es ya una caricatura. Quizá un gesto de Maduro de ordenar la libertad de López, a raíz de las revelaciones del fiscal Nieves suponga alguna esperanza y un intento de mitigar su desprestigio internacional. Todo el mundo considera a Maduro como un sátrapa de segunda mientras que quien manda realmente es Diosdado Cabello, el que controla, compra y secuestra a las Fuerzas Armadas. ¿A dónde va Venezuela? Nadie lo sabe, pero puede que hacia su destrucción como país.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com