ITB

La ITB de Berlín confirma el momento feliz de la industria turística en canarias, que hace años que crece y crece. Los alemanes son fieles clientes de estas islas y Alemania es un pueblo amigo, al que le gusta España. Las autoridades canarias y los empresarios vuelven contentos de Berlín. Los agentes de viaje confirman las buenas perspectivas. Los alemanes quieren venir a Canarias, pero hay otros destinos que nos acechan, una vez conseguida la paz: los Balcanes. Hay mucho alemán en esos países de la vieja Europa del Este, que es nuestra más directa competencia. La ITB es la tercera feria del mundo, tras la WTM de Londres y Fitur de Madrid. Todos vienen contentos, y con motivos, pero no nos descuidemos. Hay que elevar la calidad de nuestros servicios, mejorar el trato con los clientes, aumentar la seguridad y no cometer fallos. Hay muchas agencias de influencias que intentan desprestigiar a Canarias en beneficio de otros destinos. Es lógico, cada cual capta visitantes como puede. Y en el sector existe también la guerra sucia en la que, por supuesto, no debemos caer.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com