Mucha nieve en el semblante

  • Se despide el invierno con  nieve en las cumbres y un paisaje inigualable

Debido a una amplia gota de aire frío que padeció la semana pasada la zona del Mediterráneo más occidental y que luego se desplazó hacia el Océano Atlántico, han bajado de manera brusca las temperaturas en el Archipiélago y Canarias se despide este año de la estación invernal con nieve en sus principales cumbres. Fenómeno atmosférico que no es extraño que ocurra en Las Cañadas del Teide y en la coronal forestal de Tenerife entre las celebraciones de Carnavales y la Semana Santa y hasta es probable que nieve en próximas fechas.

 

Para observar las dimensiones de la nevada en las cumbres tinerfeñas subimos este sábado por la carretera que une la Villa de La Orotava con El Portillo, a las puertas del parque nacional famoso mundialmente, y pudimos comprobar, in situ, que la cantidad de nieve era menor de lo que pensábamos, porque a pesar de que las temperatura estaba próxima a los cero grados centígrados, la cantidad de agua-hielo caída en las últimas horas no fue suficiente para poder contemplar un manto blanco muy extendido por el territorio insular tinerfeño a esa altitud del Valle.

 

Sin embargo, sí fue importante la nevada caída en estas últimas jornadas en el propio pico del Teide-Pico Viejo, sobre todo por su cara norte, que ofrece una estampa blanquísima si se contempla el gigante estrato-volcán desde las poblaciones del noroeste de la isla, y particularmente desde La Guancha o Icod de los Vinos; pero el sábado no pudimos sacar fotografías de las laderas septentrionales teideanas, porque el cielo estaba muy nuboso.

 

Sin embargo, sí captamos algunas imagen en las zonas de Izaña y el Corral del Niño, en la carretera dorsal de la isla (TF-24) que une La Laguna y El Portillo por la Villa y el Monte de La Esperanza que, en contra de lo que se anunció en un principio, estaba abierta al tráfico, si bien parece que había estado cerrada durante unas horas por la presencia de placas de hielo en la calzada de la vía, a primeras horas de la mañana.

 

El paisaje de nuestra cumbres nevadas, en particular las de Tenerife y de La Palma (en el Roque de los Muchachos), es sencillamente un espectáculo y nos sorprendió que, durante la tarde sabatina, no hubiera un tránsito importante de vehículos por ninguna de las carreteras por las que circulamos, incluyendo esa bellísima vía de la Subida de Los Loros y que une Arafo con la carretera dorsal, en la que también sacamos fotos durante este fin de semana y que compartiremos también en las próximas horas con nuestros lectores.

Los pronósticos del tiempo indican que continuará el mal tiempo tal vez un par de días más, por lo que es conveniente que si suben a las cumbres extremen al máximo la precaución, para evitar accidentes y sucesos innecesarios. Hasta otro día.

pacopego@hotmail.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com