El pueblo se echa a la calle contra Maduro y su Gobierno de incompetentes

 

  • El pueblo se echa a la calle contra Maduro y su Gobierno de incompetentes

Si es verdad que una imagen vale más que mil palabras, aquí tienen la confirmación. Cientos de miles de personas –algunas fuentes hablan de más de un millón– se han echado a la calle en Caracas, imposible saber cuántas, contra el Gobierno de Maduro, contra sus pistoleros armados, contra un Gobierno que capitaliza el tráfico de drogas, contra un Tribunal Supremo corrupto y contra el caos generalizado que vive el país. Venezuela está al borde de convertirse en un estado fallido si los poderes legítimos no secundan la voluntad del pueblo, que ha vuelto a la calle y que ya no se irá de ella.
Lo de ayer fue realmente impresionante. La gente desbordó a los miles de policías y miembros de la Guardia Nacional que intentaban evitar que llegaran los manifestantes al centro de Caracas. Y se concentraron cientos de miles de personas, quizá más de un millón. Juzguen ustedes mismos viendo el video que publicamos junto a estas líneas.
Ayer Caracas fue una riada de personas que quieren que Maduro se vaya del país, que deje el poder, que él y sus secuaces sean juzgados y que los poderes democráticos que un día prestigiaron a una nación vuelvan sobre sus pasos, tomen el timón del país y cambien las cosas.
Pistoleros armados volvieron a disparar sobre la multitud. Son los comandos chavistas armados por Diosdado Cabello, que cuentan con mejores medios de ataque y defensa que la propia policía.
Los manifestantes lanzaron grandes piedras contra las fuerzas del desorden. Venezuela es un caos, pero el pueblo se echó valientemente a la calle para dar a entender al mundo que Maduro tiene que dejar el poder, que la milicia tiene que reaccionar, de acuerdo con normas constitucionales, y que alguien debe hacerse cargo de una nación que casi no existe.
La manifestación fue la más grande de cuantas se han celebrado en el país en su historia. La calle fue del pueblo venezolano, que reivindica que le devuelvan su dignidad, que se ponga en libertad a los presos políticos, que exista división de poderes y que Venezuela vuelva a ser un país libre, digno y libre de ataduras propias de dictadores. Nada más y nada menos que eso. Las imágenes, ya digo, valen más que mil palabras.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com