En torno al Hospital de la Trinidad

La trayectoria del Hospital de la Santísima Trinidad de La Orotava nos aproxima al conocimiento de una parte importante del pasado del lugar. En ese sentido, para conocer algunas características de su origen acudimos a la hemeroteca, concretamente a un ejemplar de La Orotava: revista decenal, literaria y de intereses generales, que, bajo la dirección de Antonio Lugo y Massieu, publicaría unos pocos ejemplares.

En concreto, el artículo objeto de nuestro análisis, disponible para su consulta en el portal Jable de la ULPGC, sería publicado el 20 de abril de 1901, recordando los actos desarrollados en ese espacio por la administración en atención a la comunión de los enfermos y diversas personas que allí se ubicaban. La crónica apuntaría las ventajas que el hospital había adquirido durante el último año, destacando la existencia de espacios convenientemente aislados para las enfermedades contagiosas. En esa labor, tendrían un papel clave la sociedad “La Caridad”, así como la presencia de numerosos donativos y el apoyo desinteresado expuesto por múltiples personas, con especial mención a los extranjeros residentes en el Valle. Tras recibir los enfermos y ancianos la comunión, pasarían a tomar el desayuno, mientras la banda municipal interpretaría marchas de su repertorio.

A las tres de la tarde, la sociedad “La Caridad” celebró sesión bajo la presidencia de Concepción Benítez de Lugo, actuando como secretarias Josefa de Lugo y Massieu y Magdalena Monteverde y Lugo. Antonio Lugo leyó una memoria al efecto, tomando acto seguido la palabra Antonio María Casañas, quien pronunció “un sentido discurso que le valió los aplausos de todos los presentes”. A lo largo de ese mismo día, un grupo de mujeres solicitaría limosnas para los enfermos, colocando una mesa en el exterior del hospital, efectuando durante la tarde “un reparto de pan, arroz y azúcar, entre los pobres de solemnidad”.

Un acto en el que los presentes constatarían los adelantos desarrollados en el hospital y, las mejoras en un centro que, gracias al apoyo constante de diversas personas, podría continuar con el desarrollo de un servicio indispensable para la comunidad.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com