La Villa de Tegueste, un bello municipio “dentro” de La Laguna

 

Hemos recorrido estos días la Villa tinerfeña de Tegueste, en la parte nororiental de la isla mayor del Archipiélago, que tiene la particularidad de ser una “isla” dentro del término municipal de La Laguna, que la rodea por todas partes, siendo, además, uno de los tres términos que no tienen costa, junto al de Vilaflor, en el sur, y El Tanque, en el norte.

Tegueste se constituyó en municipio independiente hace poco más de dos siglos, el 14 de febrero de 1813, tras la promulgación, un año antes, de la célebre Constitución liberal de Cádiz, conocida popularmente como “La Pepa”.

En sí es un pequeño término municipal de solo poco más de 26 kilómetros cuadrados de extensión, con una población ligeramente superior a los once mil habitantes y situado a una altura media de unos quinientos metros sobre el nivel del mar, con una cima situada a casi 950 metros, llamada El Cabezo de las Torviscas.

El nombre de Tegueste procede directamente de uno de los antiguos menceyatos o reinos guanches prehistóricos, de los nueve en que estaba dividida la isla de Tenerife en época aborigen; y, por tanto, antes de la cruel conquista por parte de las tropas de la Corona de Castilla, que concluyó en esta isla en 1496. Ese antiguo territorio gobernado por un mencey abarcaba también otros núcleos de población que actualmente pertenecen a La Laguna, como el Valle de Guerra, Bajamar o La Punta del Hidalgo.

Las principales entidades poblacionales teguesteras son, además del casco urbano central, las de Las Canteras (que comparte con La Laguna), Pedro Álvarez, El Portezuelo (muy cerca del aeropuerto de Los Rodeos), El Socorro y Las Toscas, además de diversos barrios que tienen denominaciones muy diferentes, como La Padilla o San Gonzalo.

El casco antiguo de Tegueste, bien conservado arquitectónicamente, lo forman las construcciones dispuestas alrededor de la plaza e Iglesia de San Marcos, patrón de la Villa, santo en honor al cual se celebra cada año la famosa romería típica y folklórica de Tenerife, a finales del mes de abril. La patrona del municipio es Nuestra Señora de Los Remedios.

Es eminentemente un municipio agrícola, donde predomina el cultivos de la vid, las papas y diversas verduras y frutales y sus vinos tintos son muy apreciados por su textura, sabor y calidad.

Tegueste goza, además, de un clima envidiable, algo húmedo en los meses invernales, pero con temperaturas muy estables durante todo el año, por lo que muchos habitantes del área metropolitana tinerfeña, a la que también pertenece, han decidido en los últimos años trasladarse a residir en la Villa; y por lo que su población de hecho experimenta todos los años un notable incremento, opción compartida por muchos que han convertido a la Villa en una “ciudad dormitorio”.

Si no conocen la zona, les recomiendo que visiten los distintos núcleos de esta Villa con mucho sabor y encanto canario y disfruten de sus atractivos naturales, sin olvidar una cita los fines de semana al mercadillo del agricultor, donde se venden interesantes productos de nuestra tierra.

Les adjunto un ramillete de fotografías que hemos sacado recientemente. ¡Que sean felices, amables lectores!

pacopego@hotmail.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com