Exhibición del Real Madrid en La Coruña (2-6)

  • Isco y ocho suplentes más realizaron un partido extraordinario

Yo espero que el Real Madrid no cometa el error de traspasar o dejar libre a Isco. Que le pague lo que sea, pero que se quede. Isco y Marco Asensio y Lucas Vázquez y Morata y el mismo Nacho son el futuro del equipo. Ayer, el malagueño, jugando el Madrid con nueve suplentes, dio otro recital de fútbol en La Coruña, superando el Real al Deportivo por 2-6 y completando el Real Madrid, durante varias fases del partido, un encuentro memorable. Por eso digo que Isco no se puede ir porque ya son demasiados partidos memorables los protagonizados por Isco Alarcón, que además marcó un gol. Los otros los consiguieron Casemiro, el último; Morata, el primero; James (2) y Lucas Vázquez. Andone y Joselu marcaron los del Depor. El Madrid, que anotó en el minuto 1, gracias a un tiro precioso de Morata, escorado a la derecha con respecto a la portería y lanzando un pepinazo, pudo meter diez goles fácilmente, dadas las oportunidades de las que disfrutó. Dos de ellas terminaron en los palos y una en la cara del portero Germán Lux, que fue sustituido por Titón en la segunda mitad. ¿Juega mejor el Madrid sin la BBC? Hay varios datos que avalan esto. Teniendo en cuenta que, a este paso, a Bale no le quedan muchas temporadas en sus frágiles sóleos, Isco es fundamental en el equipo y Marco Asensio también. Morata está dejando en los campos una justa fama de goleador y Cristiano (que ayer no viajó a La Coruña) no está en su mejor momento, a pesar de sus cinco goles al Bayern. Contra el Barcelona se ausentó virtualmente del partido y, además, la BBC no baja a defender como fieras, como lo hacen Morata, Isco y Marco Asensio. Hasta el mismo Mariano, ayer con poca fortuna. Otro que hizo un partidazo fue Kovacic. Vaya manera de salir con seguridad, de apoderarse del centro del campo y de cambiar el ritmo de sus galopadas. Ayer, ante el Depor, el croata realizó un partido extraordinario. El equipo gallego se vio sorprendido por el equipo “B” del Madrid, como lo calificó Pepe Mel, diciendo además que es tan bueno o mejor que el “A”. Es que el fondo de armario del Real Madrid es de otro mundo y ayer cuajaron sus integrantes un partido bellísimo, tanto en media hora de la primera parte como en media hora de la segunda. Fútbol espectáculo, como el baloncesto de los Globe Trotter, fútbol exhibición. Como el Barcelona venció al ya descendido Osasuna por 7-1, en su campo, el Madrid tenía que dar un golpe de efecto y lo dio. El Barça sabe que el otro día en el “Bernabéu” su victoria frente a los blancos fue un churro y que con 10 le empataron el partido. El Madrid tiene que ganar todos los encuentros que le quedan para llevarse la Liga, porque sería de justicia. Es impensable que con este equipazo falle. Lo de ayer fue, sencillamente, extraordinario.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com