Historia desde la Villa de Arriba

Durante los días 3 y 4 de junio, la Villa de Arriba, en el núcleo de La Orotava, representó el escenario de un impresionante encuentro que permitió recrear escenas de la vida cotidiana en el lugar durante los años cuarenta, cincuenta y sesenta del pasado siglo XX.

La labor, desarrollada por el Colectivo Cultural La Escalera, tendría como escenario diversas calles en las que se ubicaron carteles informativos para seguir el itinerario, distribuyéndose a lo largo del recorrido numerosas personas para contemplar escenas de la vida cotidiana, tal y como ocurriera en los lavaderos.

Interesante sería observar la consulta del doctor Domingo González. Libros de medicina, material y utensilios, junto a una imagen de su persona, el cuadro de la graduación, entre otros detalles, ofrecían una imagen única de la vivienda, con la presencia incluso de vecinos que simularían ser pacientes o estar a la espera de recibir el diagnóstico del médico.

Y junto a Domingo González otra de las clínicas sería la del recordado Buenaventura Machado Melián, médico que también realizaría una gran labor en el Valle, incluyendo su consulta una mesa con utensilios de medicina. El molino de Seña Francisca o de Olegaria, venta de telas y taller de costura, fábrica de piedra pómez, el molino de Josefina, el molino de Chano, el enrame de sillas, el lugar de trabajo de Antonio el de las máquinas, el taller de Pedro Rodríguez Fariña, el patio y bodega de doña María y Luis el del Paso o detalles de la venta de Gregorio Regalado, definieron el impresionante trabajo desarrollado por el colectivo cultural en la Villa de Arriba.

En esa relación no podríamos obviar la recreación de una boda con su posterior convite (con las características piezas de loza y variedad de dulces) y una orquesta que amenizaría la jornada del domingo ante la clausura del evento.

Representaría, pues, un suceso que nos trasladaría a conocer y recordar las características de aquellos años y el papel de sus habitantes bajo unas determinadas condiciones políticas, económicas y sociales. Enhorabuena al Colectivo Cultural La Escalera y a todas las personas que, de una u otra forma, participaron en la materialización de un proyecto en el que se combinaría Historia, Patrimonio y Etnografía.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com