¿Amnistía fiscal o regulación tributaria?

Si de algo me ha servido estudiar Bellas Artes no ha sido necesariamente para sólo aprender a dibujar.
La disciplina del dibujo ya la traía bastante aprendida desde casa sino, para a través de él, expresar todo aquello que no sólo me resultaba agradable o bello en el sentido estético de la vida sino también para todo lo otro que resulta desagradable a mi moral y ética personal y profesional

El señor Montoro, en este caso, personaliza todo aquello que, como he dicho antes, afecta de modo muy directo a mis principios y convicciones fundamentales como ciudadano y valiéndome una vez más del lápiz, que por cierto resulta un arma fundamental en la lucha por la libertad de expresión, he querido manifestar mi más enérgica repulsa a aquella idea suya surgida como consecuencia, o bajo el pretexto, de haber estado España al borde del rescate y por la que llevó a cabo su impopular amnistía fiscal bajo el eufemístico nombre de regulación tributaria, que el Tribunal Constitucional ha terminado, por fin, condenando.

En este mismo Diario de Tenerife.com, nuestro estimado colega José M. López García ya se hizo eco ayer, con muy buen criterio, sobre el particular y en cuyo artículo me he inspirado para llevar a cabo y reproducir esta singular caricatura que representa a uno de mis más íntimos enemigos: Montoro.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com