Víctor, fuera; Milagros, dentro

  • Me gustaría saber (bueno, sí lo sé) quién ha presionado para el cambio de director general del C.D. Tenerife

Ha durado poco Víctor Pérez Borrego, que es ingeniero de Montes, en la dirección general del Tenerife. Dicen que ha tenido desavenencias con Miguel Concepción, el presidente. Pero yo creo que han presionado desde arriba –y todo el mundo aquí sabe lo que significa “desde arriba” – para que lo cesara. En su lugar se apunta a una mujer, Milagros Luis Brito, hoy vicepresidenta de la ZEC. Que es un comodín, lo mismo vale para un fregado que para un barrido. La verdad es que es inteligente y capaz, pero Pérez Borrego no lo es menos. Va a ser muy difícil que el C.D. Tenerife conforme a un buen equipo de aquí a la próxima temporada. Se le han marchado no menos de siete jugadores y, por el momento, sólo suenan dos, Bergantiños (del Depor, con 32 años ya) y otro, cuyo nombre no me acuerdo en este momento. Martí necesita mimbres para hacer una cesta y me parece que la sustitución de Víctor Pérez Borrego es un error. Se trata de un hombre muy capaz, muy adaptable y adaptado al fútbol/gestión y que ha hecho una excelente labor. El equipo no ascendió por batatas los jugadores y el entrenador, que no fueron capaces de plantar cara a un conjunto como el Geta, que más bien se tenía que llamar Jeta porque sus jugadores, cuando se vieron ganadores porque los otros no hacían nada, se dedicaron a tirarse al suelo, a simular lesiones y a practicar un fútbol a la italiana, es decir, el anti fútbol, en el segundo partido de la promoción de ascenso. Nada de esto se soluciona prescindiendo del director general. Pero ya se sabe: el presidente Concepción depende “de arriba” para su supervivencia empresarial y tiene un amo. Todo el mundo sabe quién manda realmente en el Tenerife. Le ocurrió lo mismo a Paulino Rivero, pero es malo dejar heridos en el camino porque un día pueden pagar el desaguisado. El Tenerife, con su no ascenso, desperdició una oportunidad histórica para cancelar la deuda vieja y formar una plantilla apañada, tipo Alavés, Alcorcón, Éibar, etcétera, para luchar por la permanencia en Primera División unas cuantas temporadas. Como hizo Javier Pérez, que además se plantó en la UEFA y le jodió dos Ligas nada más y nada menos que al Real Madrid. No sé cómo lo hará Milagros Luis Brito, que será la primera mujer directora general de un equipo de fútbol masculino de España (hay presidentas, pro no directoras generales). Ni sé lo que pretende Miguel Concepción con el cambio, ni sé (bueno, sí lo sé) quién se lo ha ordenado. Mucho asfalto y mucha carretera hay en esta isla. ¿No?

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com