Detenidos Ángel Villar, su hijo Gorka y el vicepresidente Juan Padrón, entre otras personas, por orden de la Audiencia Nacional

Ángel María Villar y Juan Padrón Morales.

Por orden del juez Pedraz, de la Audiencia Nacional, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha registrado las oficinas de la Federación Española de Fútbol y las de la Federación Tinerfeña y ha detenido, al menos provisionalmente, a Ángel Villar, a su hijo Gorka, en Madrid, y a Juan Padrón, presidente de la Federación Tinerfeña de Fútbol, en la isla. Al parecer son detenciones preventivas, sólo para prestar declaración ante el juez, sin que todavía se haya abierto procedimiento contra ninguno de los tres, a la espera de su declaración. Al parecer todo está relacionado con una denuncia del Consejo Superior de Deportes, una denuncia antigua, sobre aspectos de la organización de los partidos amistosos de la Federación Española de Fútbol. También ha sido detenido, en su casa, el secretario de la Federación Tinerfeña de Fútbol. La Guardia Civil procede en estos momentos a registrar las sedes de las citadas organizaciones futbolísticas, en las vísperas de la asamblea de mañana, en la que se iba a conformar el calendario de la Liga 2017-2018, en la propia sede de la Federación Española de Fútbol. No se sabe si la asamblea podrá celebrarse o quedará aplazada, con la repercusión que ello puede tener en el calendario futbolístico de este año. Según ha trascendido, el juez busca una relación entre el despacho de abogados del hijo de Villar, Gorka, también letrado, con los partidos amistosos de la Selección Española. Villar lleva 30 años en la Federación, ha sido reelegido recientemente y su trayectoria ha chocado a veces con otros rivales que aspiran al cargo y con el Consejo Superior de Deportes. La reciente relección de Villar, en la que tuvo como rival a un antiguo empleado de la Federación, se produjo por abrumadora mayoría, como viene siendo habitual. En los últimos tiempos, las relaciones entre Ángel Villar y Juan Padrón se habían enfriado un poco, aunque nadie duda de la influencia del presidente de la Federación Tinerfeña en el fútbol español. Es de esperar que las detenciones se deban exclusivamente a la aclaración de la denuncia, sin que las informaciones que han aparecido en los medios en los últimos meses parezcan suficientes para hablar de un caso de corrupción. Juan Padrón Morales ha mantenido una trayectoria impecable al frente de su Federación y como presidente económico de la FEF, con un gran consenso en toda España. Habrá que esperar a las primeras medidas del juez Pedraz para evaluar la gravedad o no de los hechos.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com