López, en paradero desconocido, y Ledezma, en Ramo Verde

  • Maduro se inventa ahora que existía un plan de fuga de ambos

Caracas (Especial para El Diario de Tenerife.com, por Leo Casino Varona).- Los dos fueron secuestrados de madrugada, con violencia, y sin garantías procesales. Leopoldo López, jefe de la oposición y Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas, están otra vez encerrados en lúgubres mazmorras. El segundo ya se sabe que ha sido conducido a la sucia cárcel militar de Ramo Verde. Del primero no se tienen noticias. Parece que la acción, consumada por miembros del Sebin, el servicio secreto bolivariano, fue ordenada personalmente por el sanguinario Diosdado Cabello. Naturalmente con la anuencia de la cabeza de la dictadura chavista, que es la enorme testa –hueca por dentro— de Nicolás Maduro. Noticias sin confirmar aseguran que más de 20 embajadores, entre ellos los de España y la Unión Europea, se han dirigido a la Asamblea Nacional, pero no se sabe con qué intenciones. Hay amenazas de retirarlos de Caracas por sus propios países, como comienzo de sanciones políticas y económicas contra el régimen de Maduro, pero la comunidad internacional tiene que actuar con medidas más fuertes. Ledezma fue sacado en pijama de su casa. Leopoldo López, en pantalón corto y camiseta. Ahora, la justicia, secuestrada por el chavismo, dice que había riesgo de fuga de ambos, pero esta es otra mentira más del sátrapa de Maduro y de su colega de aventuras siniestras, Diosdado Cabello. Maduro ha sido incluido en la lista de los malditos. Poco a poco, todas sus cuentas en el extranjero –que tiene muchas– serán congeladas y sus bienes también. Igual que Bachar el Asad o Kim jon Un. Todavía, en España, hay quien se alegra de medidas dictatoriales como las que se suceden en Venezuela, como el tal Monedero, que dice que López seguirá incendiando la calle si lo sacan de su casa. Hay que ver para creer. En todo el mundo ha causado consternación las detenciones, que Felipe González, ex presidente español, ha calificado de “secuestros, porque detenidos ya lo estaban”. Lo cierto es que la influencia cubana en Venezuela está haciendo que los gerifaltes civiles y los militares que los apoyan estén atemorizando el país, precisamente con tácticas cubanas, cuyos servicios secretos son los que han adiestrado al Sebin, la policía política venezolana. La familia de Leopoldo López está sin noticias de su paradero, otra violación más de la ley. El allanamiento se hizo sin que los matones exhibieran órdenes judiciales. Ya las redactarán hoy con fecha anterior; por eso no hay problema, porque las garantías jurídicas en Venezuela hace tiempo que no existen.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com