Si pueden, no viajen a Venezuela

1.- Los más de 120 muertos en las manifestaciones, a manos mayoritariamente de las fuerzas policiales del régimen chavista y de los paramilitares, dan testimonio de que en las principales ciudades de Venezuela reina el caos. Además, se matan entre bandas de delincuentes comunes, lo que eleva la cifra de muertos a niveles de guerra civil. Y la poca policía honrada que queda no puede llegar a los lugares de los hechos delictivos porque los malandros están mejor armados que la propia policía honrada (que, ya digo, queda muy poca de ella, porque Maduro y su tropa han convertido a las fuerzas del orden en las fuerzas del desorden). Exteriores recomienda a los ciudadanos españoles que no viajen a Venezuela, si no es imprescindible, y siguen sin aparecer Leopoldo López y Antonio Ledezma, mientras jueces –no afectos al régimen– del Tribunal Supremo están empezando a refugiarse en las embajadas extranjeras. Hay que tener en cuenta que entre los jueces afectos a Maduro, el presidente de la Sala Constitucional, un ex policía, fue condenado por asesinato y cumplió prisión por ello. La situación es cada vez más grave en el país, con un Gobierno errático que lo que quiere es formar, a toda costa, la Asamblea Constituyente, que no será reconocida por casi nadie en el exterior, incluida la Unión Europea. El Gobierno de España ha propuesto medidas especiales contra los dirigentes venezolanos, entre ellas la no concesión de visados para entrar en los países de  la Unión Europea. Pronto llegarán a congelarse las cuentas de estos dirigentes en los países de la Unión. Ya lo ha hecho Estados Unidos.

2.- Por hablar de otra cosa, ayer, en la tanda de penaltis, el Real Madrid le ganó a la MLS, selección de la Liga americana, en Chicago, con un campo lleno, 65.000 espectadores. El partido, que terminó a las cuatro y media de la madrugada, hora canaria, culminó con empate a uno (gol del Real de Borja Mayoral), pero en los penaltis el combinado falló dos (uno lo paró Luca Zidane, el hijo de Zinedine Zidane) y el Madrid marcó sus primeros cuatro –no hizo falta el quinto–. Benzema, Kovacics, Bale y Marcelo fueron los lanzadores del lado madridista. El día 8, en Macedonia, partido de la Supercopa de Europa y primer partido oficial de la temporada. Días más tarde, el 13, primer partido de la Supercopa de España en el Camp Nou, ante el Barça, y el segundo en el Bernabéu cuatro días después. Empieza el fútbol y es motivo de alegría para casi todo el mundo. Para mí, desde luego.

“Ney” y su papá. Casi nadie al aparato./D.A-El Español.

3.- Me hacen gracia los cronistas catalanes que ponderaban, jaleaban y exageraban las hazañas de “Ney” –así lo llamaban hasta hace unos días–. Pues “Ney” se les ha ido por 220 millones (sólo de cláusula) al PSG y todavía papá quiere cobrar 26 más de lo que resta de una comisión por la renovación del jugador, renovación que no cumplió. El Barça ha depositado los 26 kilos en un notario y esperará a una resolución judicial. Pues ya “Ney” no es “Ney”, sino Neymar, para los cronistas fanáticos, y “Ney” y su papá han demostrado que lo que les importa es el dinero y no los colores. Bueno, que cada cual piense lo que quiera. El Barça busca sustituto, pero la verdad es que el tal “Ney” es bastante bueno. Le será difícil encontrar otro igual. Todavía queda mucho que decir en el capítulo de fichajes. Por cierto, a pesar de los resultados, me ha gustado el Madrid en esta gira. Hay mucha madera de la buena en ese equipo. Al final, lo de “Ney” le va a costar al jeque del PSG más de seiscientos millones, porque el niño fichó por cinco años. Si yo un día necesitara que me representara alguien, no lo dudaría: iría directamente a ver al papá de “Ney”. Es un genio para sacar perras el tío. Con la cara de bruto que tiene; pero bruto, leche.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com