Ángel Nieto, su gloria y su mala suerte final

Ángel Nieto, el gran campeón español, falleció ayer en Ibiza./rtve.

Su superstición por el 13 –siempre decía que había ganado 12+1 veces el campeonato del mundo de 125 c.c.– no le sirvió de mucho. Tuvo mala suerte, cuando había cumplido los 70 años. Una mujer lo arrolló el otro día en Ibiza, mientras el ex piloto estaba parado en la carretera con su quad, al parecer para hacer un giro. Mala suerte. Estaba en la isla de vacaciones. Tenía 70 años pero se encontraba en forma, comentaba el motociclismo de competición y asesoraba a los jóvenes pilotos. Las lesiones producidas en el accidente empeoraron de repente, cuando los médicos creían que podría salir del coma inducido. Una intervención a la desesperada tampoco sirvió para salvarle la vida. Ángel Nieto fallecía ayer, en las primeras horas de la tarde. No diremos ese tópico de que “ha muerto un mito”. Ha muerto un gran deportista, en los tiempos en que no había muchos –sólo Manolo Santana, Paquito Fernández Ochoa y el equipo de hockey sobre patines, deporte que sólo se juega en España y en Portugal, o casi–. En los tiempos de Franco, la radio transmitía, con emocionados locutores, los partidos de hockey entre España y Portugal. Bueno, y también estaba el Real Madrid, que no me acordaba. Ángel Nieto era una bala sobre su montura de 125 c.c. y nos dio tantas alegrías que su muerte nos parecía imposible. Pero fatalmente ha ocurrido. Tenía muchos y buenos amigos, que hoy le lloran, y una familia que ha quedado consternada, porque nadie esperaba la evolución final del golpe que le produjo el accidente. Descanse en paz este ejemplar y valiente deportista, que consiguió proezas  continuas para España en el automovilismo de competición.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com