Primer título para el Madrid

  • Dio una lección de fútbol en la primera parte ante el United (2-1), con Isco como director de orquesta

Sergio Ramos levanta la Supercopa de Campeones./Real Madrid.

Una cosa es la pretemporada, con alineaciones de 22 jugadores, y otra cosa es la competición. Ayer consiguió el Real Madrid su cuarta Supercopa de Campeones, al vencer al Manchster United de Mouriño por 2-1. En realidad pudieron ser cuatro o cinco goles, porque los palos salvaron de una goleada al conjunto inglés, rocoso y bien físicamente, pero técnicamente muy inferior al Madrid. Es el primer título del Madrid y fue bien celebrado. Comienza con buen pie el equipo de Zidane y hasta Cristiano Ronaldo, al que se le vio de muy buen ánimo, tuvo minutos. Mientras los periodistas hablan y dicen por lo general gilipolladas, el Madrid calla. Y luego va y lo gana todo. Ha sido la seriedad y la decencia lo que le ha dado lustre al mejor equipo del siglo XX, que va camino de serlo también del siglo XXI. Isco fue ayer el director de orquesta y también se llevó el trofeo al mejor jugador del partido. Cerquita de él, un inconmensurable Casemiro y un centro del campo portentoso, que no se inmuta por nada. Delante, dos de la BBC, Benzema y Bale, volvieron loca a la defensa de Mou. Y luego se fue Bale y entró Cristiano, y lo mismo. Todos tienen ganas de jugar. Los goles fueron de Casemiro, a pase de Isco, y de Isco, a pase milimétrico de Bale. ¿Quién dice que Bale se tiene que ir? Bale tiene que demostrar todavía el jugadorazo que es y puede que ésta sea su temporada. El Madrid bailó al United en la primera parte, que terminó 1-0 y en la segunda tuvo al menos cuatro oportunidades de marcar. Los palos y De Gea desbarataron los remates de Casemiro, Bale y Asensio. Jugaron los titulares, más Cristiano, que no lo es por falta de entrenamiento, Asensio y Lucas Vázquez, todos a un gran nivel. Asensio estuvo a punto de marcar, pero De Gea le paró lo que no debía. El Madrid está bien físicamente y ahora tiene que ganarle la Supercopa de España –de mucha menos trascendencia que la de ayer— al Barça para empezar con buen pie la Liga. Me da que este año vamos a ver jugar a dos equipos del Real Madrid porque Zidane tiene mimbres para que la Liga la jueguen la mitad de partidos cada uno. Una plantilla extraordinaria y un entrenador a la medida: carismático, sencillo, con una sangre fría fuera de lo común y sabio. ¿Quién da más? Macedonia vibró ayer con la actuación del mejor equipo del mundo.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com