Nostalgia desde Suecia

  • Nuestra colaboradora Helena Somervalli nos envía una bonita crónica de “otros barcos” que navegan por el norte de Europa

Estocolmo (Por Helena Somervalli para El Diario de Tenerife.com).- El correíllo “La Palma” levanta pasiones, también en personas extranjeras, como yo. Simplemente, me fascina este barco y no acabo de entender por qué las autoridades no hacen más para que terminen su restauración.

El barco significa un lazo entrañable entre el ayer y el hoy. En su artículo sobre el vapor, Ricardo Peytaví, que además de periodista es marino mercante, comenta que el mejor destino del correíllo sería convertirlo en museo o en una escuela flotante, ya que el barco no podría navegar entre las islas por asuntos de seguridad.

Seguramente, como museo atraería a mucha gente interesada en la historia de las islas, pero como un barco navegando tranquilamente entre isla e isla sería una atracción aún mucho más grande. ¿Por qué no podría realizar mini cruceros entre islas?

Suecia ha sabido conservar sus muchos barcos de vapor y en los meses de verano, desde mayo a septiembre, algunos de sus barcos viejos navegan unas horas cada día en el maravilloso archipiélago de Estocolmo y son muy populares tanto para suecos como para turistas.

Otros barcos navegan en los grandes lagos de Suecia. El vapor “S/S Storskär” cumplió 100 años en 2008, tiene cuatro años más que el “La Palma”. Con base en el centro de Estocolmo sigue navegando con una velocidad de trece nudos y su máquina de vapor de tres cilindros, trabajando.

Tiene capacidad para 320 pasajeros y tres comedores para un total de 54 comensales. El interior está cuidadosamente conservado y es muy acogedor. Durante su trayecto hace escala en algunas islas del archipiélago.

Es un lujo navegar en este barco y tuvimos la suerte de hacer un recorrido en el vapor, justamente el año en que cumplió sus 100 primeros años. A mí me parece una pena enorme no darle al correíllo “La Palma” la posibilidad de navegar. Si Suecia puede, ¿por qué no Canarias?

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com