El triste abandono de la Mesa Mota lagunera

La desidia se concentra en la Mesa Mota lagunera./Archivo-Diario de Avisos

La Laguna cada día está peor con los continuos gobiernos municipales de Coalición Canaria. El actual alcalde y su grupo de concejales (más tres socialistas, que lo apoyan) parecen pasar olímpicamente de los problemas que tiene una ciudad que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

La Mesa Mota, por ejemplo, que es un paraje natural encantador y que debería estar protegido, se encuentra en un lamentable estado de abandono, con vertederos de basura incontrolados y una carretera de acceso a la cima que está llena de baches y socavones, como si por allí hubieran pasado decenas de tanques de combate.

A todo eso hay que sumar el estado de abandono más absoluto del magnífico edificio que se construyó hace años y que se utilizó como sede de aficionados al tiro al plato, que se ha reformado y restaurado en varias ocasiones, que ahora es un inmueble muy deteriorado, por culpa de las acciones de gamberros sin escrúpulos, que han roto puertas y ventanas, que han destrozado las instalaciones eléctricas y muchas zonas del inmueble, sin que el Ayuntamiento haya hecho nada para evitarlo.

Se pensaba destinar el edificio a albergar un centro de atletismo de calidad, de alto rendimiento, incluyendo una residencia para deportistas, pero aquella idea parece que se abandonó.

Desde lo alto de la Mesa Mota se pueden contemplar unas bellísimas vistas de la Vega lagunera y de toda la ciudad de Aguere, pero da la impresión de que a los responsables municipales eso les importa un pito, más preocupados por hacer campañas publicitarias de la Noche en Blanco o por las fiestas del Cristo, con obra teatral muy polémica incluida.

El abandonado paraje se ha convertido, además, en un lugar para encuentros amorosos nocturnos y es habitual ver concentraciones de vehículos a altas horas, cuyos conductores y ocupantes se han citado previamente por Internet.

Este tráfico nocturno provoca muchas molestias a los residentes de la zona, por el ruido que ocasionan los coches a su paso, y no les quiero hablar ya de la suciedad en el ambiente, con numeroso preservativos, jeringuillas y pañuelitos de papel que dejan los visitantes todas las noches por aquel paraje, sobre todo en las inmediaciones de donde se encuentran las pistas de motocross, otra actividad muy molesta, que no sé si será legal.

Hace años, por lo visto, que por allí no sube ni una patrulla de la Policía Local, excepto para prohibir que se juegue con los dinosaurios de plástico, que ahora están de moda.

¿Nadie es capaz de presentar una moción de censura contra el alcalde, o tendremos que esperar a las próximas elecciones? Muchos ciudadanos estamos realmente hartos de estos políticos de Coalición Canaria, que “gestionan” La Laguna desde hace más de treinta años y que están muy acomodados en sus poltronas. ¡Qué pena!

pacopego@hotmail.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com