¡Pobre Clavijo, sólo un 4.4 de share!

Clavijo fue entrevistado por cuatro mujeres. Una entrevista de salón, como el baile del minué./Youtube.

  • Al presidente del Gobierno de Canarias, que está preocupado por Cataluña, no lo ve nadie en la tele

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que el lunes/noche apareció en Telenoticias 2 de la Televisión Canaria, no logró que los ciudadanos cambiaran sus canales habituales por la televisión que pagamos todos.

Su entrevista con periodistas de “la casa” se quedó en un 4.4 puntos de share. Ojo, hay récord. Es la cuota de pantalla más baja de una entrevista a un presidente del Gobierno autónomo de Canarias en toda la historia de la televisión pública de este Archipiélago.

Isabel Baeza, Patricia Santana, Cristo Negrín y María Rodríguez fueron las cuatro “Orianas Fallacis” que entrevistaron a Clavijo, “moderadas” (es un decir, porque eso no hay quien lo modere) por Paco Luis Quintana, de Las Palmas él, que parecía Periquito entre ellas.

El presidente canario había estado la semana anterior en Madrid, donde le había trasladado a Rajoy su preocupación por Cataluña, cuando lo más normal es que se preocupe por Canarias, en vez de irse tan lejos. No dijo en la entrevista sino obviedades y alguna que otra sandez, no resolvió ni uno solo de los problemas que tenemos en Canarias: listas de espera quirúrgicas y no quirúrgicas, falta de camas en hospitales para los mayores, caos en la Sanidad, aguas residuales vertidas al mar, microalgas. Nada, le hiceron eso que se llama en periodismo una “entrevista de salón”.

A este paso, Fernando Clavijo, a quien le gusta mucho ser entrevistado por mujeres –cosa que nos parece más que bien—, va a pasar a la historia como el presidente más inoperante de la historia de la autonomía. Y la Televisión Canaria continúa también con la proa al marisco: hasta su estrella –el presidente— se apaga, engullida por las microalgas y otras alegrías. Vamos a ver a quien le dan el concurso de los programas, muchos millones de euros. Esperando estamos porque se rumorea que habrá cambios y ya tenemos a dos o tres personajes frotándose las manos.

En fin, que no fue una noche triunfal, ni mucho menos, para Clavijo. Tuvo la mejor hora, 20.30 de la noche, casi, casi prime time. Pero los telespectadores prefirieron otros canales antes que el bodrio de la tele oficial, que cada día está peor. Y además tiene maneras venezolanas: entrevista al presidente, cuando el presidente no tiene nada que decir.

A lo mejor si se le hubiera ocurrido hablar de los conejos, como Maduro, y de su reproducción, para dar de comer a los venezolanos, hubiese tenido más audiencia, aunque fuera en clave de humor, pero eso lo deja para Radio Club, donde tiene mucha más presencia y, por lo que se ve, más aceptación. No tenemos remedio.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com