Todo hace pensar que serán detenidos

1.- Todo hace pensar que después del domingo serán detenidos y puestos a disposición de la magistrada del TSJC que instruye los asuntos del proceso independentista catalán, al menos Puigdemont y Forcadell. No se descartan que otras personas también sean detenidas. Tampoco es descartable que el Senado, reunido en pleno, autorice la aplicación del artículo 155 de la Constitución y el Gobierno despoje a Cataluña de sus derechos autonómicos, de acuerdo con los acontecimientos y aplicando la Constitución. El Gobierno de Rajoy, que ha sido exquisitamente prudente en su actuación, ha provocado escisiones en el PSOE: Andalucía aprobó ayer, con el concurso de PSOE y Ciudadanos, que lo propuso, y PP, naturalmente, el apoyo claro al Gobierno central que Pedro Sánchez le niega y que yo he reclamado reiteradamente en docenas de artículos. En todo esto, quienes más tienen que perder en Cataluña son los líderes catalanes. Y la sociedad pacata de Cataluña, que se deja dominar por una minoría mientras esa sociedad pierde empresas, riqueza, puestos de trabajo, hace el ridículo ante el mundo y no es capaz de rebatir los pobres argumentos de los anarquistas la CUP y de colaboradores y aprovechados del 3%, que al fin y al cabo son mayoría en el elenco de Puigdemont y compañía. Tarde o temprano van a caer todos, todos los culpables de unas y otras cosas irán a dar con sus huesos a la mazmorra. Dios mío, en dónde ha acabado CiU y en qué han convertido a la sociedad catalana, mayoritariamente cobarde y con pocas ganas de no dejarse gobernar por los gamberros de la CUP y por los insensatos del Gobierno regional, que vulneran gravemente las leyes. Para Cataluña lo que ha pasado, lo que ocurre ahora y lo que va a suceder es terrible. Es el empobrecimiento y el caos de una región que no va a dejar de ser española.

Puigdemont y Forcadell, ¿serán los primeros detenidos?/rtve

2.-Ya algunos medios avanzan que la primera en caer será Forcadell por su desobediencia al Tribunal Constitucional. El segundo sería Puigdemont, por un delito de sedición y quién sabe si por otro mucho más grave –el de rebeldía, ver artículo de nuestro colaborador, Ángel Isidro Guimerá Gil en su sección Tierra Baja–. Fijense cómo han sabido nadar y guardar la ropa la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el consejero de Hacienda, Junqueras, que no firman un papel ni que los apunten con un rifle. Yo creo que estos, de momento, se escaparán de una imputación de delito, aunque todavía las cosas pueden dar muchas vueltas. Porque desde alcaldes hasta miembros de las mesas electorales, si es que se produce alguna votación, podrían ser investigados.

3.- Lo verdaderamente grave no va a ser lo que ocurra el domingo, que probablemente no ocurrirá nada. Lo verdaderamente grave va a ser las consecuencias de toda esta desobediencia a los tribunales, de la sedición, de la prevaricación y de la toma de acuerdos contrarios a la ley, que no tienen valor ninguno pero que conllevan un delito. Esto es lo grave. Vamos a ver cómo reacciona el Estado ante este descalabro contra la legalidad, contra la Constitución y contra la convivencia. Y sería conveniente que el Estado, en base a ese artículo 155, tomara las riendas de la Consejería de Educación de Cataluña para que no se utilice ¡a niños, Dios mío! en el lamentable e ilegal proceso soberanista.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com