Efemérides de octubre (II)

7 de octubre de 1582

Fabián Viña deja fundada en su testamento ante Álvaro de Quiñones la ermita de San Andrés Apóstol en su Heredamiento de la Palma de Daute, junto a La Caleta de Interián. El regidor Viña y su mujer, María Luisa Pajarón, tenían una devoción muy amplia hacia el santo que mencionamos y estaban en posesión de una imagen  que habían depositado en la parroquia de Santa Ana con la intención de colocarla, en su día, en la ermita que iba a construirse. Y mandaba en su testamento Fabián Viña que “la citada ermita se haga bien hecha y acabada y que se pase el retablo de esta parroquia a la ermita y lo pongan en el altar mayor”. La ermita fue fabricada, aunque no con tanta rapidez como se pretendía. Y lo peor es que la imagen de San Andrés permaneció en Santa Ana hasta 1871, año en que fue reclamada por el párroco de San Pedro de Daute; y hubo de ser devuelta, lo que sirvió de gran disgusto entre los fieles de Garachico (nos referimos a la zona urbana del municipio), acostumbrados a su presencia en los 300 años que se mantuvo la imagen sin  ser reclamada. Se dice que tal imagen es la que se encuentra actualmente en La Caleta; pero no es fácil demostrarlo, si tenemos en cuenta los diversos repintes de que ha sido objeto a través de los años. Es posible que fuera entonces cuando la parroquia adquirió la escultura de  San Andrés que hoy está en el retablo de la Virgen del Carmen, aunque la  creencia más común es que tal imagen procede de la antigua iglesia dominica, opinión con la que muchos fieles estamos de acuerdo.

7 de octubre de 1673

Casa en donde se encontraba la vieja ermita, hoy en ruinas.

Para que quedara reflejado ante todos el enorme interés que los fieles de Garachico sentían por la belleza y la presentación de todos los detalles de su parroquia de Santa Ana, con esta fecha se expresa en el Libro 1º de Fábrica del citado templo el encargo que se hizo a Londres de una campaña grande, puesto que las dos que había en la torre eran de pequeño tamaño y se hacía precisa otra  mayor. Dicha campaña se trajo y podemos decir que su importe llegó a 6.165 reales de vellón antiguos, “sin contar el hierro para los barrotes del  cepo, que costó  226 rs”. Esta campana sigue en la torre de la iglesia y la bendición corrió en su día a cargo del obispo  don Francisco Guillén. En la campana permanece grabada la fecha de su fabricación: año 1668.Fue por entonces cuando se construyó el órgano a tono con la esplendidez de la iglesia. Es obra de Alejo Alberto, avecindado en La Laguna. Tal órgano se fue con la lava del volcán de 1706.

7 de octubre de 1620

Parroquia de Santa Ana, con su torre y campanario.

Don Cristóbal de Ponte y Hoyo dota ante el escribano público Gaspar Delgadillo la ermita de San Cristóbal, en La Quinta Roja, su heredamiento, con el fin de tener en ella el asilo espiritual necesario tanto para sí como para su familia, pero, además, con puerta abierta para consuelo de todo el vecindario. Existen datos que nos hacen situar el comienzo de la ermita tres años antes, pero las imprecisiones de entonces siguen en pie a la hora de situarla en una fecha definitiva. La edificación, si  bien mantiene en pie sus paredes y techumbre, se encuentra sin imágenes, ornamentos sagrados y sin la pila de agua bendita que poseía y es que durante años y años ha permanecido sin que se celebren en ella ceremonias religiosas. O sea, que está absolutamente cerrada a los fieles. La  casa en que se encuentra está en la carretera que une Los Silos con Garachico y, si bien ha sido restaurada recientemente, el edificio religioso continúa absolutamente desmantelado.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com