Mayoral marcó los goles y Bale eliminó al Fuenlabrada

Es curioso, hay jugadores que marcan los goles, como Mayoral –dos, al Fuenlabrada–, y otros que ganan los partidos, como Bale, con dos asistencias al goleador y la fuerza moral de un grande para que los chicos tiren para adelante. Su pase del primer gol es de los que se deben estudiar en las escuelas de fútbol. Ayer, el Madrid jugó peor que el Fuenlabrada y empató a dos con el equipo de Segunda B, que como todos los rivales del Real se crecen ante él. Ante el Barcelona se cagan, ante el Madrid, se crecen. Es lo que tiene ser el mejor equipo del mundo, que todo el mundo le quiere ganar. Total, el Madrid pasó la eliminatoria (0-2, 2-2), jugando con el Castilla más Nacho, Kovacic y Bale y algunos suplentes del primer equipo. Se ve que Zidane confía mucho en sus chicos porque no había plan C y el equipo visitante bailó al Madrid, incluso, durante un par de minutos. Tampoco con Navas hay portero. Le metieron un gol más tonto que los que le meten a Casilla, que ya es decir. Es urgente el fichaje de un delantero –parece que Mauri Icardi– y un portero –que ya no será De Gea–. Porque el Madrid, que probablemente ganará el Mundialito, está cojo para los partidos del segundo tramo de la Champions. Cuidado, porque si el Real es capaz de ganar por tercera vez consecutiva la Liga de Campeones aumentará su leyenda, pero con este equipo va a ser muy difícil. Se ha convertido en un once horizontal, al que le cuesta pisar área y tiene carencia de delanteros. Una pena, porque lo demás no está mal. Vamos a ver si Zidane autoriza esos fichajes y si los consigue. Icardi no vale más de 50 millones, pero el Inter va a pedir 100. No los vale, lo anuncio. Pero el Madrid está desesperado porque las continuas lesiones de Bale le hacen mucho daño. La BBC no juega junta desde hace muchos meses y era la clave del éxito del Madrid, junto a la profundidad que provocaba su centro del campo. Contra el Málaga le han contado 16 pases atrás a Isco. El Madrid, como le ha ocurrido ya en otras ocasiones, se ha olvidado momentáneamente de jugar al fútbol, aunque ya le volverán los recuerdos. Es algo que no le ocurre al Barcelona, que su juego es tan previsible, tan exacto y tan poco vistoso y nada emocionante que, sin embargo, estas carencias lo hacen mucho más seguro. En fin, que el Real Madrid pasa a octavos de la Copa del Rey, inmerecidamente. El año pasado se le trabó el Cádiz por una alineación indebida; este año casi se le atraviesa el Fuenlabrada, por una valentía innecesaria de Zidane, que puso a los juveniles. Y, además, otras conclusiones: Theo no es jugador para el Madrid; ese lateral marroquí cuyo nombre no sé escribir, tampoco. Y Mayoral necesita minutos, porque puede ser un crack. Esta es mi opinión, incluso que Ceballos ni fu-ni fa, pero yo no mando nada. Ahí los que mandan son Florentino y Zidane. No sé lo que opinarán ustedes, amables y desocupados lectores. Yo sólo soy madridista.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com