Cronistas

1.- Macron quiere promulgar una ley contra las noticias falsas. Que no se moleste. Que pida una copia de “El Chiringuito” de ayer y que vea lo que dijeron los cronistas deportivos culés de la actuación del árbitro del Numancia-Real Madrid, que a mí me pareció impecable. Fue justa la expulsión del jugador del Numancia, fueron dos los penaltis contra el Madrid que señaló justamente, no cometió ninguno el Madrid y el equipo blanco jugó bien, no como dicen los cronistas culés infiltrados en el programa. Es decir, que si Macron promulgara esa ley, vamos a suponer que en España, cosa imposible porque Macron es presidente de Francia, quienes mienten, aunque sea sobre un partido de fútbol, están creando un clima contra un equipo de fútbol, que se repite y se repite. Y tendrían reproche legal, al menos por la reiteración intencionada. No ocurre lo mismo contra el Barcelona. Ayer, el periódico “El Mundo” anunció que la renovación de Messi por el club de Barcelona se supedita a que el Barça siga jugando la Liga española. Si hay secesión, se irá. Porque el Barça no va a jugar ni en Francia, ni en el Reino Unido, sino en Cataluña pelada, si hubiese república. Chiquito fundamento para formar una república tienen estos. Messi es más listo que todos ellos. Pero que no se preocupe el pequeño argentino: de república, un carajo. A obedecer la Constitución, a acatarla sin reservas y a hacer puñetas, que ya está bien de marear la perdiz.

2.- Estoy hasta las bolas del asunto catalán, del procés y de todo eso. Por eso apenas ha escrito nada estas Navidades. Aquí, en este periódico, nada. Llevo días de descanso. Es que esa actualidad me aburre, me parece gilipollesca, reiterativa y matracosa. Por cierto, que aún no ha salido de la mazmorra el bueno y católico de Puigdemont. A lo mejor espera que lo saque el papa Francisco. En cualquier país con leyes y con separación de poderes, como es el caso, el que la hace la paga. Y ellos, ciertos dirigentes catalanes, se han pasado las leyes por el arco del triunfo, creyendo que eran impunes. Pues, no. Y lo que les va a caer, porque la justicia es como un rodillo: una vez que las cosas entran en los juzgados y los jueces intervienen, y los fiscales, todo es como una losa que no se aleja hasta que el asunto se sustancia. Nada les va a librar de la condena que corresponda a los desmanes cometidos. Querían una república; “qué boquitas pa cabrillas”, como decía el pescador de mi pueblo cuando alguien le pedía alguna.

3.- Yo me niego a seguir informando del proceso catalán. Si quieren leer ustedes sobre esto, vayan a otros medios. Hay muchos. Vayan a TV3, que informa con absoluta imparcialidad de todo eso. Prefiero escribir sobre las drags de Carmena, la drag Melchor, la drag Gaspar y la drag Baltasar. La verdad, creo que la vieja se chifló y que los que tiene al lado tampoco tienen desperdicio. Una carrosa gay en plena cabalgata de Reyes. Qué pena de país y al deterioro que ha llegado. No dejan tranquilos ni a los Magos de Oriente: los tienen que tentar con la mariconería nacional.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com