AENA aislará a Tenerife por la noche durante tres meses

Sin previo aviso, el organismo Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, más conocido como AENA, va a aislar a la isla de Tenerife por vía aérea durante tres meses en horas nocturnas, porque tiene que realizar labores de repavimentación de la única pista de aterrizaje del “Reina Sofía”, entre los próximos días 3 de abril y treinta de junio.

AENA va a perjudicar gravemente al sector turístico tinerfeño, sobre todo en lo que afecta a los visitantes que se desplazan hasta aquí en aviones de líneas de bajo coste desde diversas ciudades europeas (sobre todo alemanas e inglesas), que suelen programar sus vuelos de noche o bien entrada la madrugada.

Nadie discute que las obras son necesarias, porque ya hace quince años que el firme de la pista del Tenerife Sur no ha sido renovado, a pesar de que soporta un enorme tráfico de aeronaves, por ser uno de los aeródromos más importantes del país.

Lo que no se entiende es que, durante el largo período previsto para ejecutar las obras correspondientes, AENA mantenga como aeropuerto alternativo al TFS el de Gran Canaria, disponiendo esta isla, como dispone, de otras instalaciones aeroportuarias de nivel en Los Rodeos (TFN), que sólo está operativo entre las seis de la mañana y las once de la noche, porque principalmente atiende vuelos interinsulares y nacionales, aunque está capacitado para aterricen en él y despeguen del mismo aviones de cualquier tipo.

Pista del aeropuerto “Reina Sofía”, que será reparada dentro de unos días./DA

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, así como empresas del sector turístico han de exigir a AENA que, durante los tres meses que durarán las obras en el del Sur, abran las veinticuatro horas el aeropuerto del Norte, con el fin de evitar el aislamiento de la isla en horas nocturnas durante tres meses.
Este problema no ocurre en el aeropuerto de Gran Canaria, ya que Gando dispone de dos pistas operativas y, por ello, no es necesario cerrar las instalaciones del mismo cuando se ejecutan obras de este tipo.

Tenerife, a pesar de tener dos aeródromos, es la isla más marginada por AENA por varios motivos: el edificio terminal del “Reina Sofía” ha quedado pequeño y obsoleto para absorber los millones de turistas que recibe en la actualidad y se necesita construir una segunda pista operativa en la costa de Granadilla de Abona. Y por otro lado, aunque cuenta con el instrumental necesario para ello, en Los Rodeos las aeronaves no pueden aterrizar con visibilidad cero, porque el ILS nivel 3 está mal instalado y no se puede poner en funcionamiento. ¡País!
__
pacopego@hotmail.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com