Vuelve a brillar Cristiano y golea el Real (5-2)

  • Un buen augurio ante el partido del miércoles ante el PSG en  Champions

Cristiano metió tres, que pudieron ser seis. ¿Habrá vuelto?/Real Madrid

La primera parte del Real Madrid, ayer, frente a la Real Sociedad, en el “Bernabéu”, fue excelente. Un buen prólogo para el partido del miércoles ante el Paris Saint Germain. Zidane sentó a Casemiro y a Bale, que salió en la segunda parte, con Isco y Kovacic, y metió a Asensio. En este Madrid sobra sólo Benzema, que a su mala fortuna (un balón en el palo y un gol cantyado que no marcó), no da una, falla oportunidades clarísimas y no aporta nada al equipo. Pero Benzema seguirá jugando de titular, no lo pongan en duda. Zidane ha dicho ayer en la tele que ya tiene el equipo para jugar contra el PSG. En ese equipo estará Benzema, pero no estarán ni Isco ni Marco Asensio, aunque sí Nacho, que sustituirá al sancionado Carbajal. El Madrid tendrá que demostrar, una vez más, por qué ha sido declarado mejor equipo de la historia, ganando a un conjunto millonario, que ha logrado fichar la mejor delantera del mundo. El Madrid sabe que si le gana la eliminatoria al PSG posiblemente será campeón de Europa por tercera vez consecutiva. Ya lo fue cinco veces seguidas, en los inicios de la competición, cuando Di Stéfano, Gento, Rial, Santamaría, Muñoz, Mateos, Del Sol, Puskas, Juanito Alonso, Marquitos, Kopa, Atienza, Lesmes, Santisteban, Zárraga y algunos más, aunque no muchos. Las glorias volvieron con Zidane y con otros y es indiscutible que Zidane tiene una gran oportunidad de demostrar que no sólo fue un gran jugador, sino que su título de mejor entrenador del mundo (porque Europa es el mundo, en fútbol) está en vigor. Ayer, Cristiano marcó tres goles, que pudieron ser seis, si contamos el palo, una oportunidad clarísima perdida y un penalti que le hicieron y que el árbitro canario no quiso pitar. Con esos videos que el año que viene tendrá la Liga, el BAR, ese penalti se pita porque fue indiscutible. Tonto, pero indiscutible. Kroos y Lucas Vázquez, que hizo el gran primer gol de cabeza, a pase de Cristiano, completaron la goleada, ante una Real sorprendida y acojonada por la avalancha madridista. Todas estas son señales de que el Madrid puede resucitar otra vez, como lo hizo ante el Sevilla y el Valencia. Quiero decir, que puede ser tercero en la Liga, o incluso segundo, si le pone la misma pasión y las mismas ganas que le puso ayer en el primer tiempo contra la Real. Y si el PSG cae eliminado, los madridistas recuperarán la moral y la suerte, dos elementos esenciales a la hora de jugar bien al fútbol y de ganar encuentros en cualquier competición.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com