El Real se deshizo de la U.D. y el Barça necesitó a Messi para empatar

Nacho se lesionó por primera vez en su vida. El Barcelona necesita a Messi. Si no, nada.

¿Qué sería del Barça sin Messi? El caos. Ayer iba ganando el Sevilla C.F. hasta el minuto 40 de la segunda parte. Messi estuvo en el banquillo casi una hora. Tuvieron que sacarlo para agitar la delantera, que Luis Suárez marcara el primero y el propio Messi el segundo, en tres minutos. El Sevilla estaba desinflado y el Barça iba a perder su primer partido de la temporada. Quiten el nombre del Camp Nou al estadio, que es absurdo, y pónganle el de Messi. Mientras, el Real Madrid, con el equipo suplente, menos Keylor, Varane, Modric y Casemiro, se deshizo de la Unión Deportiva Las Palmas (0-3), que cometió dos penaltis, transformados por Benzema y Bale, y dio demasiadas facilidades a los blancos, entre los que el mejor fue Bale, que marcó otro gol precioso, tras superar a su marcador en una galopada, a pase de Modric. Zidane reservó a más de medio equipo, de cara al partido del martes en Turín, pero fue suficiente lo que se trajo a Las Palmas para superar a la U.D. de Paco Jémez, muy flojita. En todo momento, el equipo que viste de blanco, que marcó pronto, se hizo con el partido, Benzema y Bale fallaron dos ocasiones cantadas cada uno y el galés se movió, libre, en la delantera, pidiendo paso y cuajando una actuación excelente. El Madrid confirma su buena racha y se encuentra a la espera de lo que haga el Atlético de Madrid, que lo supera en un punto, con un partido menos. Está claro que Zidane quiere la segunda plaza de la Liga, que conseguirá si logra superar a los de Simeone, con los que se tienen que enfrentar y a falta de ocho jornadas. El de ayer fue un partido sin ninguna dificultad para el Real, que confirma su impresionante actividad goleadora. Ya ha alcanzado al Barcelona en el número de goles marcados a sus rivales. La Liga continúa su ruta inexorable, con varios candidatos al descenso, entre los que se encuentra la propia Unión Deportiva, a la que le va a ser muy difícil salir de los puestos de bajada. En la próxima jornada juega con el Levante, uno de sus directos rivales. Ya les comentaremos el desarrollo de los acontecimientos. El martes, como decimos, juega el Madrid en Turín, ante la Juventus, el primer encuentro de la eliminatoria de cuartos de final de la Champions. El equipo de Zidane atraviesa por un momento excelente y el entrenador contará con todos sus jugadores, menos con Nacho, que ayer se lesionó en Las Palmas. Hoy se le harán pruebas para comprobar el alcance de la lesión, la primera en la historia deportiva como profesional del canterano madridista. Es posible que no sea grave, pero habrá que esperar a hoy. Por lo inusual de la cosa, Nacho estaba bastante afectado. Se lesionó solo, sin el concurso de rival alguno. Mala suerte.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com