La Charca de las Cantarranas y las fochas, en Bajamar

La charca de Cantarranas es un pequeño embalse situado en el término municipal de La Laguna, entre los barrios de Tejina y Bajamar, en la costa norte de Tenerife.

Fue construida esta balsa en la primera mitad del siglo pasado, con el fin de recoger las aguas de escorrentía de La Mesa de Tejina y de las estribaciones del macizo de Anaga, caudal que sirve para regar los campos cultivados de la zona, en donde el régimen anual de lluvias es escaso.

Es de propiedad privada y su nombre se debe a la presencia de ranas en el estanque, por lo que tradicionalmente ha sido visitado por niños y jóvenes como lugar de esparcimiento y recreo.

En esta charca, como se aprecia en las fotos que les adjunto, viven unos cuantos ejemplares de fochas comunes, unas aves muy vistosa, que son omnívoras y que comen plantas acuáticas, aunque también se alimentan de animales pequeños y de huevos.

La focha (que también recibe el nombre de gallareta, en algunos lugares) es un ave gruiforme, tiene un plumaje negro y es un animal que emigra en horas nocturnas. Las maxilas la tienen coloreada y algunos ejemplares lucen plumaje blanco en la parte inferior de la cola.

Buenas nadadoras, las fochas puede caminar y correr muy rápido, puesto que poseen unas vigorosas piernas, y sus patas cuentan con dedos largos, por lo que se adaptan bien a los terrenos suaves.

La gallereta está muy extendida por América del Sur y se supone que proceda de allí. Forma parte de la familia biológica denominada Rallidae.
__
pacopego@hotmail.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com