Madrid y Atlético hicieron un gran partido (1-1)

  • El árbitro catalán no pitó dos penaltis a favor del Madrid y Oblak salvó a su equipo

No es bueno que un árbitro catalán pite un partido cuyo resultado puede favorecer al Barcelona. Hay más árbitros. Estrada se equivocó, siempre en el área del Madrid, y dejó de señalar dos penaltis, uno de libro sobre Lucas Vázquez y otro sobre Cristiano Ronaldo. En fin, con el VAR no pasarán estas cosas, supongo. Madrid y Atlético jugaron bien, Cristiano marcó un gran gol, a pase de Bale y Griezzman empató, muy a lo suyo. Jugó más al ataque el Madrid en cuanto salieron Módric e Isco (por Asensio y Kovacic)  y a Cristiano lo sustituyó Benzema, que, muy en su estilo, no tocó un balón. Zidane se tomó el partido como un trámite, porque tampoco puso a Casemiro, sino a Kovacic, que no lo hizo mal. Está claro que el objetivo del Madrid es la Champions y en la Liga le da lo mismo quedar tercero que cuarto, porque me parece que segundo tampoco, a cuatro puntos del Atlético, que procurará no perder más partidos sino ganarlos por la mínima, que es lo suyo, muy al estilo Simeone; o sea, el anti fútbol. No hay mucho más que contar de este choque, que mereció ganar el Madrid. Les confieso que apenas me moví del sillón, no hubo demasiada emoción y Oblak demostró que es el portero más en forma de Europa. No estuvo mal tampoco Keylor Navas, que hizo dos paradones. Hay porteros que se lo paran todo a Cristiano, uno es Oblak y el otro aquel Kameni, que jugaba en el Español y en el Málaga y al que hace tiempo que no veo. Cristiano estaba desesperado. Al final, antes de irse, consiguió enganchar una volea, a pase lejano de Bale, que ayer jugó mejor y me da que lo va a alinear contra la Juventus su entrenador. Ronaldo jugó sólo una hora e Isco y Módric salieron media. Ya digo que Casemiro no jugó. Tampoco podrá hacerlo el miércoles Sergio Ramos y Nacho está lesionado, así que será Casemiro el otro central con Varane, con casi toda seguridad. Un experimento que veremos cómo sale porque no creo que Zidane haga otros ensayos en un partido muy crucial, a pesar de la ventaja de 3-0 conseguida en Turín. En fin, el Barcelona ganó con un triplete del pequeño argentino y el Valencia, trapaleando, le ganó al Español, que no da una. Suficiente para adelantar en un punto al Madrid. Mejor ser tercero que cuarto, así que es de esperar que, tras la Juventus, el Madrid apriete un poco para no perder ni empatar más partidos en esta Liga aciaga que ganarán los catalanes del Barça. Poco más que contar si no es que para que le piten un penalti a favor al real Madrid se tiene que venir el mundo abajo. Y menos un árbitro catalán. Qué falta de tacto de los que designan los colegiados.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com