Canarias, desquiciada

Los sucesivos gobiernos de Coalición Canaria, durante casi cuatro decenios, han llevado a este Archipiélago atlántico a un desquiciamiento social de envergadura, con un pueblo alienado por las políticas populistas y bullangueras de unos supuestos políticos nacionalistas que no saben, ni han aprendido nunca (con salvadas excepciones) lo que es realmente una vocación de servicio público.

Esta gente que ha copado cargos políticos a mansalva, muchos de los cuales no se han bajado de un coche oficial desde que cumplieron la mayoría de edad, hace ya treinta y pico años. Y realmente se creen que el municipio en el que gobiernan, la isla que dirigen o el Archipiélago que tienen bajo su responsabilidad, son fincas particulares al servicio de los caciques modernos que pueblan estas ínsulas.

Es más, me parece que estos politicastros del tres al cuarto pasan de las demandas populares, porque muchos llegaron a engancharse a la política para ganar dinero, para tener buenos sueldos y dietas, como si servir al interés general fuera una especie de profesión.

La mayoría de esta clase política está compuesta por niños y niñas que fracasaron en la escuela o simplemente han sido unos ineptos en sus respectivos quehaceres, y han visto cómo medrando en una fuerza política, se aseguran sus garbanzos (y bien asegurados, por cierto), durante cuatro, ocho, doce y los años que hagan falta.

Coalición Canaria es la principal culpable de haber desvirtuado la Democracia (con mayúscula) en este Archipiélago. Pero no la única, porque siempre ha contado con la complicidad de dos partidos de implantación estatal, el PP y el PSOE, que también responden, aunque en menor medida, a intereses económicos muy concretos, de lobbies insulares y de intereses ocultos.

Esta es mi subjetiva impresión, y por eso mismo, los lectores habrán caído en la cuenta de que me gusta más escribir de temas médicos, de asuntos relacionados con la salud y con el deporte, como aficionado que soy del C.D. Tenerife. Y es que la política y los políticos de este Archipiélago, en general, me dan mucho asco y con ello evito revolver mierda. En Canarias esta basura huele muy mal.

pacopego@hotmail.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com