Vaya paseo aburrido, parecía un entierro

1.- Joder, qué paseo más aburrido del F.C. Barcelona por unas calles semivacías de la ciudad condal. Cuando el Madrid ganó las anteriores Champions, por cierto, seguidas, más de un millón de personas aclamó al Madrid en su paseo por las calles de la capital. Lo de ayer parecía un entierro de tercera. Vamos a ver si tenemos suerte esta noche, aunque el Bayern Munich es un rival muy difícil, yo creo que el más difícil de todos. Pero el Madrid juega en su campo y este equipo tiene magnetismo para la Champions. Veremos. Lo de ayer fue una estupidez, se ve que ganar la Liga y la Copa del Rey no eran los objetivos del Barça, que va a echar al entrenador y que lo que querían era la Champions. Pero ahí estaba la Roma para acabar con el sueño catalán/catalanista. A lo mejor el Liverpool acaba también con el sueño de la Roma mañana, pero nunca se sabe. Lo que sí es seguro es que el Barça no ganará la Champions de este año. Je. Hasta la guagua que llevaba al equipo era hortera, no esas ultramodernas que utiliza el Madrid para llegar hasta Cibeles. No sé a quién le habrán colocado la bufanda los catalanes, quizá a la estatua de Companys, ya que han politizado tanto el club que se llega a límites asquerosos. No se puede hacer política independentista con un club de fútbol. Esto es una infamia. Y lo van a pagar, tarde o temprano, esos dirigentes irresponsables que manejan el Barça a su antojo, quizá por eso de que es algo más que un club, frase atribuida a Granados, que fue director de la Televisión Catalana y que no sé

si ha muerto o sigue vivo.

2.- El prenda de Catalá, el ministro de Justicia, ha incendiado a los jueces de una manera innecesaria y le ha hecho un flaco favor a Montesquieu. Si la separación de poderes existe, y yo creo que en España sí, por supuesto, un ministro nunca se tiene que meter a criticar la actuación de un juez, por muy disparatada que esta sea. Las leyes se cambian en silencio, no alborotando y fracturando la sociedad, siempre para ganar un  puñetero manojo de votos, de los que tan necesitado está el PP. Catalá está mucho más guapo callado, no metiéndose a redentor de sentencias. Entre él y Montoro formarían un buen dúo de guitarras. Váyanse por ahí.

3.- Miren, esta semana no hay nadie en su sitio. Y tampoco hay mucha noticia suelta, excepto que Trump, cabreado por lo del acero –o por quién sabe qué— arrancó el árbol que plantó Macron en la Casa Blanca. Ahora, el presidente surcoreano lo ha propuesto (a Trump) como premio Nobel de la Paz. Bueno, a Obama se lo dieron a los cuatro días de estar en la Casa Blanca, así que este galardón se ha convertido en una distinción muy prestigiosa. En todas partes cuecen habas. Me cuesta decirlo, pero a este país nuestro, a España, hoy por hoy, lo están sosteniendo los jueces y fiscales, ante la inoperancia de los políticos. Y no crean que lo que digo no es peligroso, porque cada uno debería estar a lo suyo. En fin, ahí lo dejo, que estoy concentrado para el partido de esta tarde. En realidad, es lo único que me importa de verdad, que gane el Madrid. A ver si hay suerte.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com