El comunicado de ETA

ETA anuncia su disolución con música de Procofiev (Pedro y el lobo). Lo cierto es que su terror ha durado sesenta años. Veinte más que el franquismo. El comunicado es una desfachatez porque intenta culpar a los demás de su existencia. “ETA desea cerrar el conflicto que enfrenta a Esukal Herria con los estados, el caracterizado por la utilización de la violencia política”. No se sabe quién ejerce esa violencia: si ello o los estados. Tampoco se adivina a qué estados se refiere ¿España y Francia? ¿toda Europa? ¿o el mundo occidental?

Incluye en este párrafo una teoría que ha compartido la izquierda radical desde el primer momento: ETA existe porque siempre le ha convenido a los gobiernos. Hasta ayer había voces sueltas que sustentaban esta teoría. Hoy está plasmada en el documento, cuando dice: “Pese a ello, los estados se obstinan en perpetuar dicho ciclo, conscientes de su debilidad en la confrontación estrictamente política y temerosos de la situación que provoca una resolución integral del conflicto”.

Sorprende leer que han sido los que han traído la paz y el progreso a la comunidad, por lo que los vascos deberán estarles eternamente agradecidos. Este es el texto: “ETA nació cuando Euskal Herria agonizaba, ahogada por las garras del franquismo y asimilado por el Estado jacobino, y ahora, 60 años después, existe un pueblo vivo que quiere ser dueño de su futuro gracias al trabajo realizado en distintos ámbitos y la lucha de diferentes generaciones”.

La única verdad es que, habiendo provocado un sufrimiento de sesenta años, ahora deciden dar por finalizada su misión de éxito, reclamando para sí la danza de honores que, sin duda alguna, les harán en muchas localidades del País Vasco. Así que preparados los danzolaris, los txistus y los tamboriles porque va a haber homenajes para rato. Después vendrá el botafumeiro de los seguidores de Iglesias, de Monedero, de Echenique, de Bildu, de la CUP y de IU. Ya veremos qué van a decir, además, los obispos.

Brindarán con buen chacolí en las herriko tabernas y habrá fiesta para rato. Por si acaso, que no se le ocurra asistir a ningún guardia civil acompañado de su novia, porque el perdón pedido no ha sido para ellos, que siguen perteneciendo a los estados enemigos. Han dado libertad a sus militantes para que el elijan el ámbito que deseen donde seguir haciendo su política, que va a ser la misma, pero menos cargada de bombas. Ya veremos. Pedro ha anunciado tantas veces la llegada del lobo que ya nadie se lo cree.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com