Internet y las comunidades de vecinos

La ley ampara a los hoteles, cafeterías y centros comerciales que ofrecen wifi gratuito o de pago a sus clientes. Estos establecimientos no son considerados operadores de telecomunicaciones, por lo que no hay ningún inconveniente en que permitan el acceso a su red a cualquier usuario.

Ahora bien, ¿qué sucede con las comunidades de vecinos? Hace unos días se nos comentaba sobre la legalidad o no de compartir internet en una comunidad de propietarios. En primer lugar, se nos preguntaba sí esto era legal, a lo que cabe responder que sí pero con algunos matices importantes.

Esta legalidad pasa necesariamente –para tranquilidad de las comunidades de vecinos— por el cumplimiento de una serie de requisitos: que sea sin ánimo de lucro, que la comunidad no gane dinero con las conexiones, solo se abone por el mantenimiento de la red; que los propietarios o inquilinos del inmueble han acceder a la conexión limitada con una contraseña; que la comunidad no se resulte responsable de la prestación del servicio, ni tenga  algo parecido a un servicio de “atención al cliente”.

Asimismo la prestación de un servicio de transmisión de datos y la explotación de la red wifi mediante elementos del edificio de uso común o en copropiedad –de conformidad con el artículo 396 del Código Civil– venga destinada a satisfacer las necesidades propias de comunicación sin acceso de terceros.

Ley General de las Telecomunicaciones contiene el régimen jurídico básico que regula la forma por la que debe realizarse el acceso por los interesados al ejercicio de su derecho a explotar redes y a prestar servicios de comunicaciones electrónicas en régimen de libre competencia.

Las comunidades de propietarios gozan de ventajas para instalar la Internet de uso privado.

No obstante, para el caso de las comunidades de vecinos, no existe la obligación de notificación; sólo nace cuando el servicio a prestar es un servicio de comunicaciones electrónicas o cuando la red a explotar sea una red pública de comunicaciones electrónicas, es decir, cuando sobre la misma se presten servicios de comunicaciones disponibles al público. Por tanto, solo se establece un régimen de notificación y de registro a la Comisión a aquéllos que presten sus servicios a terceros.

En este sentido, la comunidad de propietarios es la responsable de llevar la señal del servicio de acceso a Internet que contratan con un operador desde el punto de terminación de la red (PTR) hasta los distintos puntos de acceso inalámbricos (WIFI) que instalen la propia comunidad en zonas comunes, uniéndolos por medio de la red eléctrica interna ya tendida de la propia comunidad.

Así pues, mediante elementos y dispositivos comunes de los que son copropietarios los miembros de la comunidad, sin que nada terceros ajenos puedan acceder o exista remuneración alguna por la comunidad.

Esto es lo que se conoce como auto prestación, que como bien dice la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones es la satisfacción de las necesidades propias de comunicación, entendiendo por tales tanto las de los trabajadores como las de los usuarios en relación con el contenido del propio servicio prestado. Asimismo, se estará en un caso de auto prestación cuando el titular de la red o el prestador del servicio se limiten a satisfacer sus propias necesidades de comunicación y no las de terceros. Por todo lo indicado anteriormente, la prestación de las actividades de comunicaciones electrónicas indicadas se consideran actividades prestadas en régimen de auto prestación y, por consiguiente, no requieren su notificación a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

La legalidad acerca de la conexión compartida de una comunidad de propietarios es un asunto que desde hace tiempo arrastra cierta polémica, confusión e incertidumbre. Sin embargo, la legislación deja bien claro que compartir la conexión es legal siempre y cuando la comunidad de propietarios no la utilice con fines lucrativos ni terceros accedan a la misma, sino que se dedique a mejorar la comunicación de los vecinos.

munguia@munguiaabogados.com

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com