Yo no sé de fútbol

  • El Real Madrid le metió seis goles al Celta, en un grandísimo partido

Gareth Bale fue el mejor del Real Madrid./ Real Madrid CF

Yo no sé de fútbol. Dije que Ashraf era malo y en el Real Madrid no hay nadie malo. Ayer el marroquí hizo un enorme partido y además marcó un gol. El cuarto, creo. Antes habían anotado, en el primer tiempo, Bale (dos) e Isco. Tres golazos. ¿Quién dijo que hay que traspasar a Bale? ¿No sería mejor recuperarlo para el primer equipo? Yo creo que Zinedine Zidane, antes de entrenador, antes que jugador, es un sicólogo. Le ha dado confianza al galés y éste le ha respondido. Yo, en la final de Kiev, aunque no entienda de fútbol, pondría a la BBC. Hoy fue el mejor de su equipo y me da que para Kiev tiene Bale que ser titular, porque se lo ha ganado. No sé lo que hará finalmente el entrenador madridista. El resto de los goles los metieron un defensor del Celta en propia puerta y Kroos, en una bonita jugada de Borja Mayoral, que había sustituido a Karim Benzema. Isco había cedido su puesto a Marco Asensio y Bale (15 goles en 14 partidos), al final, el suyo a Lucas Vázquez. Al Madrid le salía todo bien: los desmarques, los cortes de balón en el centro del campo, la presión constante sobre el Celta, que se vio apabullado por un Real Madrid decidido a dejar un buen recuerdo de esta temporada en el Bernabéu. En el último cuarto de hora, Modric estrelló un balón en el palo, tras una preciosa jugada de su equipo, y Benzema no marcaba, pero repartía balones en todos los sentidos, como el pase del gol, de Ashraf. Desde luego, el Madrid, en el que no estaban ni Carvajal, ni Sergio Ramos, ni Cristiano, ponía en pie a su público en la grada. Pero yo no sé de fútbol, porque he dicho que hay que traspasar a Bale y que Ashraf era malo. Me equivoqué las dos veces. Yo a Bale lo dejaría en el equipo, lo pondría en la final de Kiev y a Ashraf le diría que si aprende a centrar será un gran defensa ofensivo. Y esto es lo que hay. El Madrid superó el trámite del Celta, como un entrenamiento, y otro jugador que destacó fue Luka Modric. Estuvo inmenso, lo mismo que su compañero Toni Kroos, que se adueñó del centro del campo. En el Madrid nadie jugó mal, todos lo hicieron muy bien.

Ashraf hizo un gran partido en la banda derecha./Real Madrid CF

La defensa estuvo firme, con Nacho y Varane en el centro y Marcelo, que cumplía hoy treinta años en plenitud de facultades, como el lateral zurdo mejor del mundo. Y esto fue todo, un buen prólogo –queda el partido del Villarreal, donde jugará un rato Cristiano— para completar los entrenamientos del Madrid de cara a la hora de la verdad del día 26 de este mes, en Kiev. Hay tiempo para preparar las cosas y el Liverpool va a intentar ponérselo difícil al Real Madrid. A ver si el equipo español es capaz de sacar su garra, su genio y la afinidad que tiene con esta competición. Pero, que conste, yo no sé de fútbol.

Es una publicación de El Diario de Tenerife.com